- Sobre Tokio – hoteles, vuelos y viajes - https://tokio.sobre-japon.com -

Los orígenes de la ciudad de Tokio

Normalmente se solía decir, basándose evidentemente en estudios anteriores, que el origen de Tokio se situaba a finales del siglo XII. No obstante, gracias a varios descubrimientos, relacionados con unas obras en la calle Yayoy, la antigüedad de esta preciosa ciudad sería un poco mayor; y es que esta zona habría estado ocupada desde el siglo III a.C.

Estos descubrimientos, completamente fortuitos, otorgaron un nombre a la primera civilización conocida (hasta el momento) en Tokyo. Se trataría de la “civilización de la calle Yayoy” y habría dejado tras de sí numerosos restos como joyas y otros objetos.

Aun así, las primeras referencias completamente documentadas del primer asentamiento, sí datarían del siglo XII. Se trataría de una pequeña aldea de pescadores situada en el lugar en el que hoy por hoy reside Tokyo. Una aldea que recibiría el nombre de Edo (puerto del golfo o tierra del ye).

Esta primera aldea de pescadores sería ocupada por un famoso guerrero de la época llamado Ota Dokuna. Este guerrero, allá por 1475, accedería a Edo y construiría un recinto fortificado. Un lugar al que se desplazarían los habitantes de las inmediaciones y que daría lugar a las primeras piedras de la actual ciudad. El avance y crecimiento de este lugar era inminente.

En el corazón del recinto fortificado encontraríamos el actual castillo de Edo, construido por orden de Ota Dokuna y superviviente de las etapas más tristes y duras de la ciudad hasta nuestros días. Este precioso castillo, encajado también en el corazón del Tokio actual, habría sido durante generaciones la residencia de la familia imperial japonesa.

A partir de 1486, el castillo y el resto de la fortaleza serían ocupados por Hozio Uzitsuma, el encargado de unificar la provincia y crear un estado propio con la capital ubicada en Odawara.

En 1542 llegarían a Japón los primeros occidentales. Así el comercio, mezclado con los misioneros españoles y portugueses, comenzó a convivir y crecer en esta ciudad con los aldeanos.

En 1603, esta gran fortaleza y la aldea que se había formado en torno a ella, fue conquistada por Yyeyasu Tokugawa. Este hombre fue el encargado de unificar Japón, De esta forma terminaría con el poder de los señores feudales y daría nombre a una gran dinastía que gobernaría tanto la ciudad como el país durante aproximadamente siglo y medio.

Otros enlaces de interés sobre la historia de Tokio:

Foto vía: japanbitss